Reparaciones menores 106: paredes y empapelado de paredes

La reparación de paredes es una galaxia en sí misma dentro de la categoría de reparaciones menores. A veces estas tareas son estacionales; por ejemplo, parchear fugas debidas a la expansión y la contracción de las tuberías después del invierno. Otras veces, las reparaciones son estéticas, como librar a un cliente de un defecto que lleva tiempo molestándole, por ejemplo, o convertir una pared lisa en una obra de arte. 

Anthony F. nos contó que ha perfeccionado su trabajo a base de cometer errores y arreglarlos —y, a veces, arreglando los errores de otros. ¡El mejor modo de aprender es observar! Las tareas de reparaciones menores que requieren parchear paredes varían según el tipo de pared, así que lo mejor es aprender a tratar todos los tipos de paredes, pero también puedes elegir especializarte y venderte en consecuencia. Es decir, en tu reclamo para reparaciones menores puedes poner que conoces todos los tipos de paredes o que eres experto en uno o varios de ellos.

Calcular el tamaño de la tarea:

  • Consulta nuestro artículo sobre tipos de paredes; deberás preguntar al cliente si sabe de qué tipo es su pared para saber qué herramientas llevar y anticiparte a posibles obstáculos.
  • Anthony dijo que, si un cliente dice que necesita parchear un agujero, él pregunta si «es un agujerito o un agujero del tamaño de un puño» para calcular cuánto tiempo llevará la tarea.
  • Pregunta al cliente si la reparación es en la pared o en el techo, y si tiene una escalera lo bastante alta para llegar.
  • Pregunta al cliente si es el propietario o si está de alquiler; si está de alquiler, averigua si tienes que ceñirte a algún parámetro.
  • Pregunta al cliente si tiene pintura para tapar el parche.

Herramientas especiales para reparar ventanas:

  • Cinta para juntas
  • Espátula para juntas
  • Herramientas de sujeción
  • Puntillas
  • Masilla

Consejo experto: Anthony F. recomienda recortar un agujero mayor alrededor del que hay que reparar para que el parche y el acabado queden más disimulados. Los martillos pueden doblar los clavos, y los clavos finos son muy útiles para las molduras. Según Anthony, los clientes prefieren que los clavos se noten lo menos posible, y las pistolas de clavos van muy bien para los clavos finos.

Para obtener información más detallada sobre las tareas de reparaciones menores que implican empapelar paredes, echa un vistazo a nuestro artículo sobre «Cómo pintan y empapelan los taskers para conseguir espacios preciosos».

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s