Español: Limpieza

Limpieza 104: el baño

¡Oh, el tan odiado baño! Lo más probable es que los clientes pidan que se dedique más tiempo y atención al baño, así que crearte una buena rutina para el baño te ayudará a ahorrar tiempo y a causarle una impresión estupenda a tu cliente. Echa un vistazo a la información que hemos sacado de taskers de élite para saber cómo dejar un baño como los chorros del oro: 

Paso 1: prepararse para limpiar

  • Para ser lo más eficaz posible, empieza por quitarlo todo de en medio antes de empezar para no tener que pararte a mover cosas sobre la marcha. A la hora de limpiar en un espacio pequeño, coger todo lo que haya por el suelo y sacarlo de la habitación te ayudará a conseguir una limpieza en profundidad. 
  • Quita artículos como papeleras, básculas, dispensadores de jabón, alfombras de baño o cualquier otra cosa que pueda cubrir las superficies del baño. 
  • En esta zona normalmente habrá que usar químicos y arrodillarse para alcanzar zonas más bajas, así que usar mascarilla, guantes y rodilleras te dará un extra de comodidad y protección. 
  • Los electrodomésticos de baño pequeños pueden dejarse en el lavabo o fuera de la habitación sobre una toallita de papel para maximizar las superficies de limpieza. 

Paso 2: bañera, lavabo y ducha 

  • Aquí es donde una esponja de melamina te salvará la vida. Va bien para limpiar lavabos y para quitar la suciedad acumulada y persistente de las bañeras.
  • Los productos con lejía también son eficaces para limpiar el jabón y el moho de la zona de la ducha/bañera y de alrededor del lavabo.

Paso 3: inodoro 

  • Usa un limpiador de inodoros y un buen cepillo para empapar bien el interior de la taza. Friégalo con energía, prestando atención a las zonas de más difícil acceso.
  • Rocía generosamente con espray desinfectante el resto del inodoro (¡no te olvides de la base!).
  • Deja actuar el desinfectante un minuto o dos y friega todo el inodoro con energía. 

Paso 4: superficies y suelos

  • Desinfecta, friega y limpia todas las superficies antes de ocuparte del suelo. La tasker Maggie dice que es importante rociar generosamente con espray todas las superficies del baño, y dejar tiempo para que los desinfectantes hagan su trabajo. La regla de oro de las superficies, según los taskers, es trabajar «primero en seco y después en mojado». Primero se limpia el polvo, después se pasa la aspiradora (si es que hace falta en el baño), y luego se echa espray y se friega el suelo. 

¡Uf! El baño supone un reto, pero también es el lugar perfecto para lucir un trabajo bien hecho. ¿Y por qué? Pues porque un baño limpio, literalmente, brilla. Asegúrate de echar un último vistazo alrededor para no dejarte ningún trapo sucio, ninguna toallita de papel, ni ningún espejo por limpiar. ¿Tienes algún consejo de limpieza especial para que el baño brille aún más? ¡Compártelo en los comentarios!

0 comments on “Limpieza 104: el baño

Leave a Reply

%d bloggers like this: